Las 3 “C” que importan al cerrar la venta

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Un vendedor no solo habla con la voz, aunque es posiblemente una de sus mejores armas en la labor de venta existen otras habilidades que importan muchísimo y a veces dejamos de lado.

Por eso en este post he seleccionado las 3 que considero más importantes y las he llamado las 3 “C” que importan al cerrar una venta, ¿por qué “C”? sigue leyendo y descúbrelo.

Muchas veces al vender, no nos damos cuenta de ciertas acciones o maneras de expresarnos que tenemos con la persona que tenemos enfrente, no se trata solo de cómo nos movemos, de nuestras manos o posición, también es importante el volumen de voz que utilizamos y sobretodo la energía que tenemos en ese momento.

Muchos vendedores solamente trabajan en su posición, en como abordan al cliente y hasta en el apretón de manos del saludo inicial, pero hay detalles que muchas veces pasamos por alto y son tremendamente importantes para conectar con el prospecto.

1.- Como hablas

Comencemos por lo básico: la dicción, un vendedor debe hablar con claridad para que la persona enfrente pueda entender la oferta, si bien muchos son vendedores porque “hablan mucho” la cantidad de palabras no tiene nada que ver con la claridad de estas, ejercita tu dicción lo más que puedas, un mensaje claro es el primer paso para una venta segura.

El volumen de voz también es un punto importante, no podemos abordar al prospecto con un tono de voz efusivo y muy alto, un volumen medio y con la claridad en cada palabra es mucho más efectivo, hay que dejar de ser ese vendedor de mercado, que grita promociones.

Nuestra voz muchas veces es la primara forma de enganchar al cliente, no se trata de seducir y vender si no de entablar una conexión y generar confianza para que puedas iniciar el proceso de venta.

2.- Como te sientes

Cuándo hablo de como te sientes, me refiero a la energía que transmites, cuando estamos felices, tristes o alegres eso lo percibe las personas que tenemos alrededor.

La regla principal para esto es no llevarse los problemas al trabajo hay cosas que pesan, que duelen y que nos ponen tristes, pero al momento de vender, tenemos que tener puesto el chip de vendedor y recordar que por más mal que la estés pasando, lo que estás haciendo en ese momento es quitarle dolor a las personas, curar un mal que si bien no va a aliviar el tuyo, te prometo que esa sonrisa de “gracias es justo lo que necesitaba”, va a hacerte sentir mejor.

El dinero es energía, energía que intercambiamos por productos y servicios que eliminan los pesares de las personas, de nuestros clientes, personas que llegan a casa con sus familias o amigos y comparten eso que les vendiste, muchas veces haciéndolos felices también, vender es tejer una red de felicidad entre muchas personas y esa red inicia contigo, así que ten en piensa que energía quieres contagiar a toda esa extensa red de personas.

3.- Como te mueves

El cuerpo es la primer carta de presentación del vendedor, no se trata de dar un “gran apretón de manos ” para demostrar seguridad, se trata de darles un abrazo con el primer saludo, por lo que no podemos poner mucha fuerza ni tener la mano demasiado floja, como en todo, el equilibrio es la respuesta.

Tus brazos, nunca de los nuncas, deben estar cruzados o apoyados a la pared, debes mostrarlo y apoyarte de ellos para explicar tu producto, tampoco debes estar más pendiente del celular que del cliente y mucho menos del reloj, eso solo demuestra desinterés hacia la persona que tienes enfrente.

La mirada es una notable manera de enganchar al prospecto, por lo que siempre debes dirigirla hacia él, el contacto visual es un arma de doble filo pues debe haber un equilibrio para no parecer un vendedor que presiona.

Por último pero definitivamente nunca menos importante está el aseo personal, la ropa también haba por nosotros y deja una impresión en las personas, estar desalineado, con la camisa arrugada y el pantalón sucio solo alejará a nuestros prospectos.

Espero que estos tres “como” de verdad te ayuden a cerrar la venta, ten en cuenta que al vender no solo las ofertas son las que cuentan, nosotros también nos vendemos para poder generar confianza.

Quiero invitarte a un concurso donde podrías ganarte 3 días de asesoría conmigo dentro de nuestro evento virtual
“Cómo Vender Por Internet 360”

El proceso es bastante simple:

Cuéntanos cómo te ha ayudado el contenido que comparto o alguno de mis cursos en un audio o texto rápido. Déjanos esta información directo en nuestro WhatsApp y participa en el concurso para ganarte una asesoría de 3 días en comovenderporinternet360.com