¿Has escuchado el termino Neuroventas?

 

Estoy casi seguro que de sí, y es que esta palabra

se ha puesto tan de moda últimamente, que

prácticamente la utilizan hasta en la sopa.

(Neuromarketing, Neurociencia, Neurofinanzas, Neuro…..bla bla bla)

 

(Conste que te advertí que ibas a ver esta palabra en Tooooodos lados,

hasta en las bebidas…)

 

Ha sido un poco lo que pasa con la comida,

que por el hecho de ser: “orgánico”, “gluten free”

“light” o  “artesanal” suena más cool y hipster,

y estamos dispuestos a pagar mucho más

cuando utilizan estas palabritas de moda.

 

Pero, regresando al tema de las neuro- ventas,

y si eres fan de este blog, sabes que:

saber vender es fundamental y cualquier

cosa que nos ayude es valido discutirla.

 

Ahora- La verdad es que nadie nace con la habilidad de saber

vender y mucho menos es algo que nos enseñen en la escuela.

 

Aun así saber vender es tan importante que lo deberían enseñar

en las escuelas, y no sólo yo opino así, sino más de 5 millones de personas

que vieron esta publicación:

 

https://www.facebook.com/crisurzua/videos/1262333923779889/

 

En el mundo de las ventas cada vez

hay más competencia, por eso hay que estar

“a las vivas” y siempre un paso adelante de los

demás vendedores para que la gente

quiera comprarte a ti y no a ellos.

 

Y no digo que tengas que estar encima de tu

cliente, metiendo presión o molestándolo.

 

Pero si me refiero a que  podemos vender de manera

inteligente y crear una necesidad en nuestros clientes.

 

Por eso es muy importante entender

cómo funciona el cerebro humano en el proceso

de decisión a la hora de hacer o no hacer una compra.

 

¿Cuantas veces te ha pasado que vas al super

únicamente a comprar algo que te hacía

falta y terminaste comprando 10 mil cosas

que ni si quiera necesitabas?

(A mi me pasa seguido  y no solo me ha

pasado en el supermercado)

 

Bueno, aquí es donde entran las “Neuroventas”,

ya que son una herramienta que puede ayudarte a hacer esto y más.

Pero… tampoco creas que hacen milagros como

algunos gurus te las venden.

 

 

Para ser un buen vendedor , necesitas algo más

que inteligencia, tienes que tener la habilidad de

provocar emociones profundas y poderosas

en la mente de tus clientes, sin olvidarte de

agregar valor primero.

 

La idea de las Neuroventas es que comiences

a ser un vendedor más efectivo, que te desgastes

menos y produzcas más, y sobretodo que disfrutes

vender sin vivir estresado, utilizando lo que

sabemos sobre la psicología humana.

 

Es por eso que te quiero compartir

estos 5 tips sobre Neuroventas que

debes de empezar a utilizar hoy mismo:

 

1. Vende para solucionar un “problema”.

 

 

Al cerebro le fascinan 2 cosas:

Aumentar el placer y solucionar un “dolor” o “problema”.

 

Por eso es muy importante que tengas identificado

que dolor resuelve tu producto y que beneficios van

a obtener las personas de el.

 

Por ejemplo, las personas que compran un seguro

de vida no solo están comprando salud,

están comprando paz mental para ellos y para sus familias.

(Que horrible sería terminar con una deuda gigantesca,

o peor aún dejar en bancarrota a tus padres ¿no crees?)

 

Cuando tu sabes cual es el deseo final de la mente de tu

cliente, hacer una oferta poderosa va a ser mucho más sencillo.

 

2. Menos clientes, más amigos.

 

 

No es lo mismo ir de puerta en puerta diciendo:

“Buenos días, soy el representante de la empresa X 

y vendo aceite de coco, que tiene X beneficios…”

que quedarte de ver con tu cliente

en algún café y comenzar a platicar con el como

si fueran amigos de ya hace tiempo.

 

Donde puedes contarle  una historia

tuya en donde estés “aliviando un dolor” de

una manera más casual.

 

Esto probablemente evitará que te cierren

varias puertas en la cara.

 

La idea tampoco es terminar de piquete de ombligo con

tus clientes (hay que tener limites) pero si que tu cliente te vea

más como un asesor y menos como un vendedor.

 

De esta forma al percibirte como amigo el cerebro reptiliano de tu cliente

baja la guardia y  estará mas dispuesto a oír tus recomendaciones.

 

 

3. El tiempo es dinero.

 

 

Algo que funciona mucho en las neuroventas es

crear urgencia para que compren tu producto.

 

Por ejemplo, al poner “Oferta válida sólo por 48 horas”,

ó “la promoción vence tal día” ayuda mucho a que

las personas tomen acción. Pero ojo, tienes que terminar

tu oferta en ese tiempo, si no, te verán como un

mentiroso y no queremos eso.

 

Esto pasa porque el mismo cerebro reptiliano del que ya

hablamos antes tiene una necesidad interna de pertenecer a un grupo,

de ser parte de algo y cuando tu lo amenazas con que se va a quedar fuera

de “x” o “y” grupo o “x” o “y” oportunidad este entra en pánico y

decide tomar acción ya.

 

4. Vende usando tu mirada.

 

 

¿Alguna vez te ha pasado que vas caminando por la calle,

y de repente hay un grupo de personas viendo hacia el cielo o

hacia algún edificio y de inmediato volteas a ver…?

 

Esto pasa por que el cerebro lo primero que hace,

después de ver las manos es detectar los ojos del otro

y luego seguir su mirada.

 

Por eso es muy importante que empieces a utilizar esta técnica

con tus clientes, así que lo primero que tienes que hacer es

mirar los ojos de tu cliente mientras hablas  y luego dirigir tu  mirada

hacia el producto que quieres mostrarles y vas a notar

como la persona empieza a mirar en la misma dirección que tu.

 

Así que si quieres que tu cliente ponga su atención en algo

dirige tu mirada hacia eso y muchas veces el te seguirá.

 

¿A que no te sabías este tip? 🙂

 

5. Vende sin vender.

 

 

Este es uno de los puntos más importantes de este artículo,

y es que todos hemos entrado a esa tienda, donde los

vendedores parecen buitres dando vuelta y zangoloteándose

alrededor de todo el que entra.

 

¿Cómo te has sentido cuando alguien trata de

venderte algo de modo insistente?

 

Seguramente te has sentido incómodo, presionado,

molesto, aburrido o algo por el estilo…

 

Y es que entre más nos presionan con tal de

vendernos algo, menos queremos comprarlo.

 

Entre más nos hablan de las maravillas del producto,

menos escuchamos y menos ponemos atención.

(Cómo bien dice mi abuelita, ¡A fuerza, ni los zapatos entran!)

 

Por eso, si te quieres ganar la confianza y atención

de tu cliente, es muy importante que tu objetivo sea

ayudarlo a que resuelva su mayor dolor con tu

producto, en lugar de solamente querer “venderle”.

 

Así que, ¡Deja de mirar a tu cliente como si

fuera un billetito con patas!

 

¿Cómo puedes lograr eso?… ¡Sencillo!

 

Solamente agrega valor desde la primera vez que

interactúes con tu cliente.

 

Pídele que te hable acerca de su mayor dolor o problema,

puedes apoyarte de una serie de preguntas para hacerlo

entrar en “calor”, conocerlo a él y saber lo que hace

y también hacer que se sienta cómodo y en confianza.

 

Puedes hacer algunas preguntas como:

 

“¿Cómo te encuentras el día de hoy?”

“¿A que se dedica tu empresa?”

“¿Qué es lo que te gustaría que hiciera alguien más por ti?”

“¿En qué área es donde más te sientes atorado (a)?”

“¿Qué es lo que más te ha dado resultado y cómo lo podríamos mejorar?”.

 

Espero que estos que estos 5 tips de neuroventas te sirvan.

 


 

No hay que ser puristas a la hora de vender;

no todo es sólo neuro-ventas, PNL o lenguaje corporal.

 

Date cuenta que al final todas las ramas de estudios

de las ventas solo buscan una sola cosa,y esta es…

 

Crear una conexión emocional con tu cliente,

ya que sin esa conexión no hay ventas.

 

 

Espero que te haya gustado este artículo y que estos tips te sean de mucha ayuda.

 

¡Un abrazo! 🙂

 

¡Déjanos tus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *