Liderar un equipo, ya sea de ventas, creativo, o de trabajo de campo, 

siempre es una labor más que demandante porque no se trata de manejar

un grupo de personas que siguen tus órdenes para conseguir dinero,

si esta es tu definición de liderar lo estas haciendo todo mal. 

Ser líder se trata de crecer en equipo, potenciar capacidades individuales

de cada miembro, de poder sostener en momentos difíciles y dar aliento

cuando las cosas no vayan viento popa, un líder no es un capitán de un

barco, es el timón con el cual la tripulación en conjunto hace que la nave

llegue a su destino.

Ya con esto aclarado, pasemos a los cuatro puntos que te ayudarán a

comprender, guiar y sobre todo fortalecer a tu equipo de ventas. Hay una

palabra clave en estos cuatro puntos que espero puedas identificar al

terminar de leer esta publicación.

1.- Creérsela de verdad

Más allá de la típica frase, “ponerse la camiseta” los vendedores que

conforman tu equipo deben: no solo conocer de pies a cabeza el producto

o servicio con el que trabajan, si no que deben creérsela para dar una 

propuesta de valor a los clientes.

Tú como líder del equipo de ventas debes: (y sonaré como típica mamá

mexicana) predicar con el ejemplo, lo peor que pueden hacer es vender

por vender , sin estar convencidos de que su producto no sólo es la mejor

opción para el comprador, si no para ellos también.

2.- Ohana es familia

La famosa frase de Lilo y Stitch debería ser el lema de cualquier equipo

de ventas, un grupo de vendedores debe actuar como una familia, debe

apoyarse en los momentos difíciles, enseñar, aconsejar y hasta regañar

inclusive, y por qué no, competir sanamente.

Un vendedor debe sentirse en confianza tanto con sus compañeros como

con quien lo dirige, la percepción de un jefe autoritario sólo cortará la

inspiración para vender, esto a la larga causará  que los  buenos elementos 

emigren hacia donde se sientan más cómodos, donde se sientan como en casa.

3.- Armarse para la batalla

Un vendedor no sólo debe estar preparado con argumentos, confianza

en su equipo y orgullo en su producto, también debe apoyarse en material

que le ayude a que las personas vean que la opción que ofrece es la mejor

y la que definitivamente resolverá sus problemas.

“Recuerda que no vendemos servicios o productos, sanamos un dolor con cada venta” 

Testimonios de casos de éxito, material de apoyo como vídeos en YouTube,

contenido en Blogs y Redes Sociales  siempre serán de gran ayuda para

enganchar a los prospectos, convertirlos en clientes y agregar valor a sus vidas.

4.- Libre soy … libre soy

Tu equipo de ventas necesita libertad, esto no quiere decir que pueden

hacer lo que quieran o que las reglas no existen, sin embargo hay que

estar consientes que muchas personas trabajan mejor cuando hay confianza

en su empresa y su líder, el cual no pone obstáculos ni reglas autoritarias que

solo hacen perder talento y generar conflictos.

La libertad para poder adaptar tus tiempos, prospectar y ejecutar estrategias

es invaluable para tus vendedores, al encontrar su propio camino y rutina

ellos sabrán utilizarlas para convertir a los prospectos en clientes y cerrar

con éxito sus ventas.

Recuerda que esto es un proceso de aprendizaje, donde la prueba y el

error es recurrente, pero una vez que ellos, con tu guía, paciencia y sobretodo

confianza lograrán y fortalecerán el método que mejor les de resultado.

El secreto es la …

Definitivamente el común denominador de este post, es la confianza…

en el equipo, en el producto, en el líder de ventas, etcétera. La confianza

es algo que siempre debe existir en un equipo de ventas.

Como regalo para poder fortalecer la confianza en tu equipo de ventas,

te dejo en este enlace una clase GRATUITA en la cual te enseño a

a convertir prospectos en clientes 10 veces más rápido, con esto dominado, la

confianza de tu equipo de ventas  será indestructible.

Además te dejo este video, en el que hablamos con Lina Bello acerca del liderazgo y cómo

empatizar con tu equipo.

Qué te parecieron estás cuatro claves, ¿le agregarías más?

¿quitarías alguna?, cuéntanos como trabajas con tu equipo

de ventas aquí en los comentarios. Y si te gustó no olvides

compartirlo en tus redes sociales.

¡Déjanos tus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *