single-on-the-outside

“Que no va a venir… Por que estas bien pinche bizco…”

El que no reconozca esa frase, tiene que dar clic aquí inmediatamente y luego rentar Matando Cabos y hacer palomitas.

El que si la reconoce sabe que el pobre bizco estaba teniendo flashbacks de los peores momentos de su vida, de momentos donde sintió el rechazo de la sociedad de la peor manera posible. Momentos donde aunque el estaba ilusionado, emocionado y listo para compartir con alguien – Lo rechazaron de un sopetón (y esa señores, será mi palabra dominguera de este post – sopetón).

Y eso, nos pasa a todos los vendedores, a diario.

El rechazo es parte de nuestro trabajo, es GRAN parte de el. De hecho, nos pagan por recibir una serie indeterminada de NOs hasta poder conseguir un SI, es un simple juego de números. Pero ¿Cuantos NOs te va a costar llegar a un SI? Eso depende de ti y de tu industria.

Ahora que aceptamos que el rechazo y las ventas son inseparables y que no existe el vendedor que les venda a todos (aunque hay muchos que se le acercan y más que creen que son Superman), les tengo 3 Tips sumamente sencillos para evitar que el siguiente NO los mande por su osito de peluche de la primaria o su safety blanket en una crisis emocional.

TIP #1: ¡Conoce tu porcentaje de cierre!

Cada industria tiene un porcentaje promedio de cierre diferente, conocer el promedio de cierre de tu producto te dará un punto de comparación y evitara que te frustres al no cerrar el 100% de los tratos.

Como recomendación, siempre apunta a producir 30% más del promedio de cierre de tu producto o industria. Si apuntas alto, jodido, jodido, caerás en el promedio y con mucho drive podrás serás el #1.

Si tienes la suerte de vender en equipo, nunca te compares con Paco tu súper cuate que empezó a vender Rolex’s falsos en la sala de ventas para sacar un dinero extra. Compárate con el mejor cerrador, con el que vende a diario y no pierde su tiempo en nada más que en generar grandes cantidades de dinero. Somos el promedio de la gente con la que nos rodeamos, ¡rodéate de gente que te motive a ser mejor!

TIP #2: Velo como lo que es – Una oportunidad de aprendizaje.

No hay nada más cercano al éxito que el fracaso. Cuando caes y te levantas solo estas subiendo un escalón más en el camino hacia tus objetivos personales (aunque parezca lo contrario). Acepta que errar es humano y lo más importante: Analiza que hiciste mal y que podrías hacer mejor la próxima vez. Nunca desperdicies la oportunidad de aprender de tus errores.

El simple hecho de hablar de tus errores y contarle palabra por palabra a alguien que respetes (y que sea exitoso en ventas por favor) que fue lo que paso, convierte un error en una oportunidad de aprendizaje. Que el ego no te estorbe, aunque lleves 30 años cerrando tratos siempre tendrás algo que aprender; un nuevo pitch, una nueva forma de prevenir o quitar una objeción, una nueva herramienta tecnológica que solucione los problemas de tus clientes – Uno nunca deja de aprender.

Vivimos en un mundo que castiga errar como si no fuera parte de nuestra naturaleza y el elemento más básico de nuestro aprendizaje. No tengas miedo a equivocarte pero crece con cada error, patea la piedra a un lado y nunca tropieces con ella de nuevo.

TIP #3: No tengas tiempo para sentirte mal ¡Sigue Vendiendo!

Analiza por un momento: ¿Cuando te sientes mal al respecto de no vender? ¿Durante la venta? ¿Antes de la venta? ¿O en tus ratos de ocio? Si tu respuesta es durante o antes ahí esta tu problema: Estas entrando y navegando a través de tu venta con la actitud equivocada.

Durante tu presentación no puedes pensar en NADA más que en cuanto vas a vender y en que tan felices serán tus clientes con lo que les vendas. Las ventas son celosas y si no tienen el 100% de tu energía, el 100% de tu actitud positiva y atención – es decir – Si tienes un plan B o un pie afuera de la ecuación… No vas a vender.

Si tu respuesta es “En mis ratos de ocio”… Sencillo: ¡No tengas ratos de ocio! ¡Sigue vendiendo! Recuerda que si no te están diciendo que no, no estas vendiendo lo suficiente.

¿Faltan 4 horas para tu siguiente cita? ¡Eso es tu problema! Aplica esas 4 horas para conseguir más citas, para leer un libro de ventas, ver un vídeo motivacional, escuchar cursos en tu Iphone o inclusive jugar con tu familia y relajarte. ¡Ocupa tu tiempo en algo positivo, productivo y benéfico!

Y no te boicotees a ti mismo. Errar es humano, acéptalo y MOVE ON.

Y como último consejo…

¡TOMATE LAS COSAS PERSONALES!

Contrario a la filosofía que muchos gerentes de ventas reparten de “No te lo tomes personal, no pasa nada” tu tienes que hacer exactamente lo contrario. Tomate cada NO como algo sumamente personal. Si fueras indiferente al rechazo algo estaría mal contigo y nunca generarías el drive y la energía suficiente para analizar cada caso y aprender de ellos.

Todo excelente vendedor maneja una filosofía única de como manejar el rechazo.

Un excelente vendedor divorcia a su ego y autoestima de los NOs que recibe a diario.

Un excelente vendedor sabe que el prospecto no esta atacando a tu persona, el prospecto esta defendiendo su dinero a capa y espada ( y que el haría lo mismo).

Un excelente vendedor sabe que su propia mente es su mejor herramienta y su peor enemigo, y sabe cuando no escucharla.

Un excelente vendedor nunca deja de vender.

#TodosVenden

¡Déjanos tus comentarios!

6 Respuestas

  1. Buenos Días :

    Me encanto la forma de abordar el tema de las ventas y lo que realmente vivimos todos los días quienes nos dedicamos a esto.

    Lo manejas sencillo , directo y concreto.

    Felicidades..!!

  2. En muy buen momento, llego esto a mi, hoy recibí un no y me afecto, por que no había recibido uno en dos meses, y mi ego eran tan grande que me derrumbe!! Me doy cuenta que esto es un aprendizaje diario de la vida!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *